lunes, 1 de noviembre de 2010

Madres adolescentes: un bebe nace cada 5 minutos....

Cada cinco minutos una adolescente menor de 19 años se convierte en madre en la Argentina. La mayoría de las veces no se trata de un acontecimiento planificado, ya que solamente una de cada tres chicas sexualmente activas utiliza algún método anticonceptivo.
La maternidad adolescente, que representa casi el 15% de la fecundidad global de nuestro país, es un fenómeno cada vez más atado a la pobreza y significa más riesgos para la salud tanto de la madre como del bebe: en tanto que la mortalidad infantil se duplica cuando el niño es hijo de una joven menor de 19 años (y se quintuplica si la mamá es una niña menor de 15), entre un tercio y la mitad de los embarazos de las jovencitas requiere alguna internación por complicaciones durante la gestación.
Pero la realidad de la fecundidad adolescente va más allá de los nacimientos. Porque en el último lustro, si bien no aumentó la proporción de madres de 10 a 19 años, sí lo hizo el aborto entre las menores de edad, que creció un 40% desde 2000.
El dato indica la creciente utilización de la interrupción del embarazo como método de planificación familiar. Pero refleja, al mismo tiempo, el riesgo incrementado al que se exponen las niñas y jóvenes que se someten a esta clase de intervenciones, realizadas en condiciones totalmente inseguras, que duplican en materia de complicaciones a las practicadas entre mujeres adultas.
"En 1995 se registraron 49.000 egresos hospitalarios por complicaciones del aborto; en 2000 los egresos por esa causa fueron casi 79.800, y en el 40% de los casos ocurrieron en menores de 20 años", dijo la doctora Diana Galimberti, subdirectora del hospital Alvarez y miembro del Comité Científico del Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam) de la Argentina.
La doctora Alicia Figueroa, médica ginecóloga del hospital Durand, añadió que cuanto menor es la edad de la embarazada más riesgosa es su gestación, y esto no es por problemas biológicos, sino por la situación psicológica y social a la que está expuesta.
"Es más probable el riesgo de que la joven aborte, y esto es por presiones y por temor a la reacción de los padres -explicó la doctora Figueroa, a cargo de la atención telefónica de la línea 0800-888-235726 de Celsam gratuita-. Una de cada cinco adolescentes embarazadas debe internarse debido a las complicaciones del aborto, cuando esta proporción es de uno cada siete embarazos si la edad de la embarazada es de 15 a 19."
Figueroa, que añadió que a menudo llaman las jovencitas desesperadas ante el pánico que les produce contar su drama en el seno de la familia, dijo que a partir del próximo domingo Celsam organizará la Semana de Prevención del Embarazo Adolescente y difundirá información para concientizar acerca del tema.
Las especialistas añadieron que en nuestro país la edad de inicio de las relaciones sexuales tiende a disminuir, "y este descenso es mayor entre los jóvenes de niveles socioeconómicos bajos, entre los que es, en promedio, a los 14 años", en tanto que en niveles medios "la edad de inicio es entre los 15 y los 16", dijeron.
Por otra parte, la doctora Figueroa agregó que en la Argentina el 62% de los menores de 20 años tiene vida sexual, mientras que en otros países del continente la proporción de jóvenes sexualmente activos es menos precoz (ver infografía).
Una investigación del Centro de Estudios en Estado y Sociedad (Cedes) dirigida por la licenciada Mónica Gogna indica que entre las adolescentes que no tomaban recaudos anticonceptivos el 43,6% quería tener un hijo, "lo cual plantea que ésta sea una alternativa válida para muchas jóvenes", dice Gogna en el trabajo. Pero Galimberti y Figueroa advierten: "No se trata de impedir que sean madres si lo desean, sino que ésta no sea su única alternativa o posibilidad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada